¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

 

 

Viernes, 26 de enero de 2018

Santos Timoteo y Tito

Memoria obligatoria – Blanco

2 Timoteo 1, 1-8 / Marcos 4, 26-34

Salmo responsorial Sal 95, 1-3. 7-8a. 10

R/. "¡Anuncien las maravillas del Señor entre los pueblos!”

 

Santoral:

Santos Timoteo y Tito, obispos

 

El valor de tu propia fuerza

 

El valor de tu propia fuerza no es nada

si primero no vienes de rodillas ante

el Señor Jesús, cuando lo has hecho,

Él te da el valor y te muestra cómo puedes

ser fuerte y salir adelante ante cualquier
circunstancia. Cuando todo se torna negro

es porque pronto la luz va a salir

y va a iluminar nuestro entorno.

El Señor te da la fuerza que tú necesitas

para tener un corazón fuerte y lleno

de misericordia para perdonar,

no solamente los errores de los demás,

sino los tuyos propios, que a veces

son los más difíciles de olvidar.

Confía siempre en Jesús y Él te dará

la salida que necesitas a tu problema o necesidad.

Recuerda que si un problema no tiene solución
de nada sirve preocuparse, y si tiene solución

tampoco hay de qué preocuparse; además

sólo el Señor en su gran misericordia

es el que puede poner fin a nuestros conflictos

¡del tipo que sean!.

No olvides jamás dónde se ganan las batallas,

de rodillas ante la presencia de Nuestro Señor.

Jesús es tu guardador, tu proveedor, Él es tu todo,

háblale y dile lo que sientes; Él siempre está dispuesto
a escucharte y amarte como nadie lo podrá hacer jamás.