¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

 

 

Viernes, 15 de diciembre de 2017

Semana II° de Adviento

Feria – Morado

Isaías 48, 17-19 / Mateo 11, 16-19

Salmo responsorial Sal 1, 1-4. 6

R/. “¡El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la Vida!”

 

Santoral:

Santa Cristiana (Nina), Santa Maria de la Rosa

y Beato Carlos Steeb

 

¿Cómo verte, Señor?

 

Quiero encontrarte, y no te busco, Señor.

Quiero verte, y no levanto mis ojos, Señor.

Quiero seguirte, y escojo el camino equivocado, Señor.

Vienes a mi encuentro, y procuro esquivarte, Señor.

Llamas a mi puerta, y la encuentras cerrada, Señor.

 

¿Cómo encontrarte, sin buscarte?

¿Cómo verte sin elevar mi mirada?

¿Cómo seguir tus pasos, sin cambiar mi rumbo?

¿Cómo recibirte, sin detenerme?

¿Cómo abrir mi casa, sin ofrecerte nada a cambio?

 

Vienes, Señor, y eso es lo más importante.

Dame ojos grandes para no perderte.

Que me ponga en camino para que no pases de largo.

Despiértame, si por lo que sea, ves que estoy dormido.

Rompe la puerta blindada de mi corazón,

si la encuentras excesivamente blindada.

¡Sí, Señor! Vienes, y eso es lo más importante.

Quisiera escuchar tus pasos en el silencio de la noche.

Ver el gran Amor que desciende humanado a nuestra tierra.

 

¡Si, Señor! Vienes y, aunque te parezca mentira,

estoy esperándote.

¡Sí, Señor! Vienes y, aunque esté cansado,

sé que me espabilarás con tu ansiado Nacimiento.

¡Sí, Señor! ¡Eres grande y pequeño a la vez!

¿Cómo voy a verte?

Deja huella por donde Tú pases, Señor.

para que, al salir de mi casa, de mañana o por la noche,

perciba que Tú llegas, vienes y….que eso es lo más importante.

Amén.

 

P. Javier Leoz