¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

 

 

Sábado, 20 de octubre de 2018

Semana 28ª durante el año

Feria o Memoria libre – Verde / Blanco

Efesios 1, 15-23 / Lucas 12, 8-12

Salmo responsorial Sal 8, 2-3a. 4-7

R/. “Diste dominio a tu Hijo sobre la obra de tus manos"

 

Santoral:

Santa Irene, Santa Bertilia, Beata Adelina

y Beato Contardo Ferrini

 

 

A medida que envejezco

 

Mi percepción a medida que envejezco

es que no hay años malos. Hay años

de fuertes aprendizajes y otros que son

como un recreo, pero malos no son.

 

Creo firmemente que la forma en que

se debería evaluar un año tendría más

que ver con cuánto fuimos capaces de amar,

de perdonar, de reír, de aprender cosas nuevas,

de haber desafiado nuestros egos

y nuestros apegos.

 

Por eso, no debiéramos tenerle miedo

al sufrimiento ni al tan temido fracaso,

porque ambos son sólo instancias

de aprendizaje.

 

Nos cuesta mucho entender que la vida

y el cómo vivirla depende de nosotros,

el cómo enganchamos con las cosas

que no queremos, depende sólo del cultivo

de la voluntad.

 

Si no me gusta la vida que tengo, deberé

desarrollar las estrategias para cambiarla,

pero está en mi voluntad el poder hacerlo.

 

"Ser feliz es una decisión",

no nos olvidemos de eso.

 

Con estos criterios me preguntaba qué tenía

que hacer yo para poder construir un buen año

porque todos estamos en el camino de aprender

todos los días a ser mejores y de entender

que a esta vida vinimos a tres cosas:

- a aprender a amar

- a dejar huella

- a ser felices.