¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

 

 

Miércoles, 14 de marzo de 2018

Cuarta Semana de Cuaresma

Feria – Morado

Isaías 49, 8-15 / Juan 5, 17-30

Salmo responsorial Sal 144, 8-9. 13cd-14. 17-18

R/. "El Señor es bondadoso y compasivo

 

Santoral:

Santa Matilde

 

 

La conversación

 

¿Cómo es posible unirse íntimamente?
Es importante el intercambio sincero

de puntos de vista y de experiencias,

de sentimientos y de pensamientos.
De esta forma podemos iniciar

una conversación y continuarla.

La palabra es algo extraño.
Gracias a las palabras se puede

aprehender lo más profundo 
de nosotros mismos y comunicárselo al otro,
y lo mismo puede hacer el compañero.

Habla tranquilamente acerca de esto y de lo otro,

del tiempo y de las cosas cotidianas.
Entonces deja que tu conversación

se canalice hacia asuntos más profundos,

hacia la búsqueda de un sentido

más profundo de todo lo que te ocurre.
Así podrás llegar a ser uno solo con más intimidad.

La palabra ha sido concedida a los hombres

para que puedan entrar en contacto íntimo

con sus semejantes, para que les sea posible

formar una comunidad, para que sean capaces

de encontrar con más intimidad

la misma longitud de onda.

En un cortocircuito, la palabra

que debería ser alegría, apoyo y consuelo
se convierte en un arma peligrosa.
Una palabra dura, una palabra agria

puede hacer daño en el corazón y dejar cicatrices.

Si eres creyente, con toda seguridad

podrás unirte el uno al otro si rezan juntos.

La Tierra es Celestial para todos los que

continúan siendo agradables con los demás,

que dejan espacio al compañero. 
Espacio para su propio ritmo de vida,

para que él y ella puedan ser

él mismo y ella misma.

 

Phil Bosmans