Celebrando la Vida

en el

Nuevo Milenio

Guiones para la celebración de la Cena del Señor

Ciclo "C"

Miguel Ángel Osimani

EDICIONES BETANIA

 

 

DOMINGO 24 DE FEBRERO DE 2019

DOMINGO 7º DEL TIEMPO ORDINARIO

 

 

PREPARACIÓN: 

Antes de la salida del celebrante

 

Queridos hermanos, nos encontramos reunidos para la celebración de nuestra Eucaristía dominical, en este domingo séptimo del tiempo durante el año.

Dispongamos nuestro corazón para escuchar hoy el mensaje del Señor, mensaje de amor y misericordia, mensaje de perdón que debemos llevar a todos los hombres, nuestros hermanos.

 

AMBIENTACIÓN: 

Luego del saludo inicial y antes del acto penitencial

 

La palabra del Señor es hoy bien terminante: en medio de un mundo que vive inmerso en la secularización y el paganismo, nuestra conducta, nuestro estilo de vida debe ser como el de Cristo; nuestro obrar debe ser auténticamente evangélico, amando a todos y siendo en verdad misericordiosos como lo es nuestro Padre del Cielo.

 

1ª. LECTURA:  (1 S 26, 2. 7-9. 12-14. 22-23)        (Ver texto)

 

En este relato vemos el ejemplo de misericordia del Rey David con aquel que buscaba su muerte, perdonándole la vida

 

SALMO RESP.:     (102, 1-4. 8. 10. 12-13)    (Ver texto)

                    R.   El Señor es bondadoso y compasivo.              

 

2ª. LECTURA:    (1 Co 15, 45-49)    (Ver texto)

 

San Pablo nos manifiesta que aquel que ha renacido a la vida nueva, necesariamente debe obrar de acuerdo a esos nuevos valores.

 

EVANGELIO:   (Lc 6, 27-38     (Ver texto)

 

En el santo Evangelio, Jesús nos llama a un estilo de vida nueva, en el que el amor y la misericordia son los máximos exponentes. Aclamémoslo gozosamente cantando el Aleluya.

 

ORACIÓN DE LOS FIELES:

 

CELEBRANTE:

 

Queridos hermanos, sabiendo que nuestro Padre del Cielo es bondadoso y compasivo, que nunca deja de escuchar la súplica de sus hijos, presentémosle confiadamente nuestras necesidades.

 

GUÍA:  A cada una de las peticiones responderemos orando:

 

"PADRE, ESCUCHA NUESTRA ORACIÓN"

 

v Padre bueno, te pedimos por la Santa Iglesia y el Papa Francisco, para que los pueblos y gobiernos del mundo escuchen su llamado para que las leyes que conciernen a la transmisión y defensa de la vida, la enfermedad, la identidad de la familia y el respeto del matrimonio expresen los principios y los valores morales y espirituales que provienen del Evangelio, oremos...

 

v Padre todopoderoso, te pedimos por nuestro Obispo y nuestros sacerdotes, para que sean siempre el ejemplo que nos motive y nos de la valentía para anunciar el Evangelio, en esta diócesis que necesita y espera el testimonio común de los cristianos, oremos...

 

v Señor de la historia, te pedimos por nuestra querida Patria, para que dejemos de lado los rencores y las divisiones, nos reconciliemos de verdad y comprendiendo  que el amor puede hacer que el enemigo deje de ser enemigo y se convierta en un hermano, seamos capaces de construir una verdadera nación de hermanos, oremos...

 

v Padre y Señor de las misericordias, te pedimos por tantos hermanos nuestros que sufren, para que en tu Hijo encuentren fe y fortaleza para aceptar la cruz, y en el ofrecimiento de su dolor encuentren la esperanza de la alegría eterna, oremos...

 

v Señor de la vida, te pedimos por toda nuestra comunidad, para que al rezar hoy el Padrenuestro seamos sinceros,  comprensivos y compasivos como lo es Dios con nosotros, y si nos es difícil vivirlo pidamos, al menos, que nos ayude.... a perdonar como Él nos perdona, oremos...

 

CELEBRANTE:

 

Dios de amor y misericordia, que haces caer la lluvia sobre justos y pecadores, junto a estas intenciones que hemos puesto en tu presencia, queremos pedirte que tu Santo Espíritu nos ayude a vivir en el verdadero amor, hacia tí y hacia nuestros hermanos. Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor.

 

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS:

 

Junto a estos dones del pan y del vino, ofrezcamos un sincero deseo de ser misericordiosos, amando a todos los hombres y perdonando a los que nos hacen el mal.

 

DIÁLOGO DEL PREFACIO:

Al iniciarse el Prefacio (antes de "El Señor esté con vosotros")

 

Nuestro Padre del Cielo está siempre dispuesto a perdonarnos y a olvidar nuestras infidelidades impulsando nuestro camino. Por eso, démosle ahora gracias su Hijo que ha venido a traernos su salvación.

 

COMUNIÓN:

 

Hoy el Señor nos ha llamado a un nuevo estilo de vida, totalmente distinto a todo lo que este mundo nos dice, y en esta tarea que se presenta difícil para nuestras fuerzas, Él es el alimento que nos lo hace posible.

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL:

Al término de la distribución de la comunión.

 

Hermanos:

Todos aquellos que no han podido acercarse a recibir a Jesús Sacramentado, pueden hacer la Comunión Espiritual rezando la siguiente oración:

 

Creo Señor mío que estás realmente presente

en el Santísimo Sacramento del altar.

Te amo sobre todas las cosas y deseo

ardientemente recibirte dentro de mi alma;

pero, no pudiendo hacerlo  ahora sacramentalmente,

ven al menos espiritualmente a mi corazón.

Y como si te hubiese recibido, me abrazo

y me uno todo a Ti;

Oh Señor, no permitas que me separe de Ti.

Amén.

 

DESPEDIDA:

 

Cada Eucaristía debe sacudirnos, debe provocar en nosotros un desmoronamiento de los principios que un mundo olvidado de Dios nos ha dado como valores, sólo así podremos adoptar un nuevo estilo de vida: el de Cristo.